Reflexión del Evangelio mayo 06 de 2017 (Juan 6, 60-69)

“Señor, ¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna”.

Palabras. ¿Qué palabras? Hay palabras y palabras; palabras dichas con la boca pequeña, palabrería, palabrotas, palabras de honor, te doy mi palabra… algunas permanecen, otras se las lleva el viento, otras regalan los oídos, otras son mentirosas, otras comprometidas, otras bellas, otras groseras, otras certeras…, pero PALABRA sólo hay una, la de Dios.

Y esta Palabra de vida eterna no sólo se escucha, sino que se lleva a la práctica. Entra por tus oídos y quiere llegar a tu corazón para poner en marcha tu voluntad y tus afectos.

Juan Lozano, cmf