Palabras de apertura – Taller bíblico MICLA 2017

Palabras de apertura del Taller Bíblico MICLA 2017 por el Superior Provincial P. Armando Valencia Valencia.

Puedes descargarlas como PDF en el siguiente link –> http://flowpaper.com/flipbook/?pdf=http://cmfcolven.org/wp-content/uploads/2016/11/saludo-bienvenida-2017-MICLA-P.-Armando-web.pdf

__________________________________________________________________________________________________________________________

 

Apreciados hermanos y hermanas en San Antonio María Claret.

 

Deseo que mi primera palabra a nombre mío, de los hermanos del Consejo Provincial y de todos los misioneros Claretianos de la Provincia de Colombia-Venezuela, hacia ustedes sea un caluroso “gracias” por estar presentes en nuestra Provincia. Ustedes, y los Organismos claretianos a los que ustedes representan, han querido hacerse presente en este espacio de fraternidad y formación claretiana, en torno a la Palabra de Dios propiciado por MICLA. ¡Gracias de verdad por acoger la iniciativa y aceptar la invitación! ¡Gracias por llegar hasta este punto de la geografía continental! ¡Gracias por todo el bien que hacen al mundo y a la Iglesia desde las diferentes iniciativas bíblicas que ustedes acompañan!

 

Quiero que nuestra segunda palabra sea ¡Bienvenidos! Los acogemos a cada uno de ustedes en el amor de Dios y en la fraternidad claretiana. La Provincia de Colombia-Venezuela, la ciudad de Medellín y esta casa de Espiritualidad de “Villa Claret” son de ustedes. Desde hoy ustedes son nuestros huéspedes ilustres, nuestros visitantes de honor. No queremos otra cosa, sino que se sientan bien, que se sientan acogidos, que se sientan hermanados a toda la familia claretiana que peregrina en esta Provincia. Colocaremos todo de nuestra parte para que la experiencia que ustedes vivirán, en medio de nosotros, sea verdaderamente memorable.

 

A todos, a ustedes y a nosotros, nos mueve el amor a la Palabra de Dios. Los Claretianos desde los primeros momentos de nuestro origen encontramos en la Palabra de Dios la fuerza y el motor para la dinamización de la vida personal, comunitaria y apostólica. Claret fue un gran amante de la Palabra. Por eso como claretianos queremos vivir la dimensión de nuestra identidad claretiana de ser “oyentes y servidores de la Palabra”. A eso han venido de los diferentes puntos de la geografía claretiana de América. Para eso es esta experiencia formativa de MICLA, experimentar en comunidad continental que  “la palabra se hizo vida”. Que este mes de contemplación y estudio de la Palabra de Dios, en clave claretiana y desde los sujetos emergentes de nuestra América, ayude a encontrar el camino hacia la renovación de la misión claretiana al servicio de la Iglesia y de la humanidad en América y el Caribe. Recordemos, con actitud de contemplación, lo que nos dice nuestro último Capítulo General:

 

“Nuestra Herencia carismática nos define como ‘oyentes y servidores de la Palabra’. Somos en la Iglesia y en la sociedad la resonancia de Claret (cf. Aut 686), apasionados ministros del Evangelio a tiempo y a destiempo a través de todos los medios de los que disponía. Como Hijos de su corazón, queremos como María, acoger la Palabra, meditarla en nuestro corazón y proclamarla con pasión” (MS 42).

 

La Provincia que los acoge, mi provincia tiene una historia bellísima en el caminar bíblico. La Pastoral bíblica responde a la gravísima tarea de optar por una evangelización profética y liberadora que nos lleva a vivir lo que anunciamos: la liberación, rescate y consolación del pueblo, por medio de la entrega total y testimoniante de nuestra vida (cf. PPVM 2012-2017). Han sido años de trabajo incansable, de formación sistemática, de proyectos que han permitido cualificar y organizar la pastoral bíblica de nuestro organismo. Todo ese fervor bíblico, que hemos de renovar y volver a relanzar, ha sido el fruto de un largo camino, de una sincera inversión, de apostar sin mezquindad en la formación de religiosos y laicos en el campo del estudio bíblico especializado y popular. El proyecto bíblico de nuestra Provincia, en definitiva, es un regalo del Espíritu. No podemos olvidar que la importancia de todo proyecto es su fidelidad al Espíritu de Dios, que se hace novedosamente presente en cada tiempo y en cada sitio.

 

Apreciados hermanos y aparecidas hermanas no olviden que la tarea claretiana es en todo “ser oyentes y servidores de la Palabra” ese fue el reto de Claret y es el reto de nosotros claretianos en América y el Caribe, en la Viña Joven. Esta es la carta de identidad de un autentico hijo de San Antonio María Claret. Desde esta aventura carismática de leer la palabra en clave claretiana, es de donde podemos sacar las fuerzas necesarias para ofrecer a las iglesias donde trabajamos apostólicamente la riqueza de nuestro carisma y de nuestra espiritualidad.

 

Saludo de forma especial al Padre José Vidal, Secretario Ejecutivo de MICLA. Al Equipo de REBICLAR. Al Padre Manuel Villalobos, coordinador de este proyecto de formación en Biblia. Saludo a todas las delegaciones, comenzando desde el sur, nuestro saludo se dirige a los representantes de la Provincia de San José del Sur. Saludamos, también, a los delegados de la Provincia de Brasil. Un abrazo de bienvenida a los hermanos de la Provincia Perú-Bolivia. Una bienvenida especial a nuestra hermana Provincia de Colombia Oriental-Ecuador. Nuestro saludo de acogida a los hermanos y hermanas de la Provincia de Centroamérica. Sean bienvenidos hermanos procedente de las Antillas. Y también para ustedes, hermanos de EEUU-Canadá nuestro saludo sincero y cariñoso.

 

Con este saludo de “gracias” y “bienvenida” declaramos oficialmente abierto este taller bíblico de MICLA “Y la Palabra se hizo vida”. No hemos, como Provincia, ahorrado ningún esfuerzo para que este mes sea sencillamente una experiencia inolvidable en la vida de cada uno de ustedes.

 

Que nuestro abrazo de Bienvenida los acompañe durante este mes de estadía en medio de nosotros. El riesgo, en definitiva, es que se quieran quedar en nuestra Provincia.

 

¡Muchas gracias!

__________________________________________________________________________________________________________________________

 

MICLA Palabras de agradecimiento