Por los caminos de América, de toda América | Misioneros Claretianos
Por los caminos de América, de toda América | Misioneros Claretianos 13 diciembre, 2019

Después de 19 años hemos vuelto a reunirnos el Gobierno General con los Gobiernos de los Organismos de América, ésta vez en el Centro de Encuentros Villa Claret (Medellín, Colombia) los días del 1-11 de diciembre con el objetivo de Discernir juntos los desafíos a nuestra vida misionera y nuestras respuestas en América luego de las visitas canónicas al Continente y las orientaciones del XXV Capítulo General. Queremos compartirles la experiencia vivida en estos días, orientados con el ícono de María, que nos evoca su búsqueda, por mantener vivos los signos de esperanza que como Claretianos hemos construido en América, que se constatan en el trabajo con los indígenas, afrodescendientes, migrantes, familias, niños, jóvenes y comunidades, expresiones del actual magnificat, donde los excluidos del sistema son reivindicados por la grandeza del Señor

Hoy nuestra América después de 150 años de presencia claretiana es una viña adulta, donde el vigor y la madurez han dado grandes frutos y se siente convocada a responder a la realidad actual. Resaltamos nuestra memoria agradecida a tantos misioneros que han marcado nuestra historia y nos sentimos urgidos a responder con generosidad a los nuevos desafíos. Por eso constatamos que:

  • Las mentalidades anquilosadas y egoístas nos llevan a permanecer en una zona de confort y de privilegio a todos los niveles. Por eso, el proceso de transformación de una Congregación en Salida, despierta nuestra conciencia de asumir nuevos retos, métodos, estrategias, escenarios y periferias, y nos invita a subrayar nuestra vocación- misión de discípulos, abiertos a la seducción del Espíritu, respondiendo al desafío de la interculturalidad promoviendo la defensa de la vida, el cuidado de la creación, con opciones claras por la Solidaridad y Misión (SOMI), Nuevas Generaciones y Biblia.
  • El creciente individualismo en nuestras culturas, naciones, pueblos y comunidades misioneras que provoca rupturas y heridas. Esta realidad nos llama a un horizonte en donde todos nos sintamos hermanos. Como comunidad de testigos y mensajeros, responderemos con iniciativas en el campo formativo (noviciado MICLA) y el Instituto Teológico de Vida Consagrada para América (ITVCA).
  • El avance de idolatrías que rompen nuestra relación con Dios, fracturan las relaciones humanas y destruyen la armonía ecológica. Como adoradores de Dios en Espíritu, nos sentimos urgidos a beber del pozo carismático y a ofrecer su agua para saciar la sed de este mundo. De igual manera, invitamos a la sociedad a promover el respeto por la dignidad humana y el cuidado de la creación.

Como Misioneros Claretianos de América asumimos nuestros dolores y desencantos, pero sobre todo descubrimos la fortaleza y la esperanza de tantas personas y culturas que buscan una vida más humana y más digna. Con ellos queremos construir una sociedad más justa en la que todos los pueblos, culturas, comunidades nos sintamos comprometidos en este objetivo. Caminamos a ejemplo de María Madre del Adviento, que guardaba las cosas en su corazón y le movían a transformar su vida en beneficio de los demás.

 

Medellín, Colombia

Vísperas de la Solemnidad de la Virgen de Guadalupe.

Misioneros Claretianos de América

Ser claretiano + Solidario