Experiencia misionera de mitad de año en Venezuela
Experiencia misionera de mitad de año en Venezuela 17 septiembre, 2019

(Crónica de experiencia misionera)

Doy gracias a Dios por haberme permitido compartir este tiempo de misión, en la comunidad misionera de Barquisimeto. Doy gracias a Dios por la vida y testimonio misionero de mis hermanos, Pbro. Julián Hernández cmf, P. Juan Carlos Olmedo cmf, y P. José Felipe Pinto cmf, comunidad parroquial, seglares claretianos de Barquisimeto, Bobare y Usera en el Estado  Lara.

Yo David Tapias cmf, me encuentro culminando una etapa más en mi vida misionera, en este momento descubro frente a lo inminente de mi decisión definitiva en la vida misionera claretiana, y esto me ha hecho tomar más en serio cada oportunidad de misión, y esta vez no fue la excepción. Cada momento de mi estadía en tal experiencia iba interpela por la pregunta de qué misionero quiero ser.

Cada capacidad de mis hermanos misioneros me iba interpelando en este proceso de revisión personal. Cada particularidad personal, pastoral, comunitaria, fue de gran provecho para mí. He reflexionado mi capacidad de compromiso sincero con los pobres, mis aportes a la vida comunitaria, he visto la riqueza de tener acuerdos mínimos para la convivencia y la vida fraterna, lo importante que es para la misión el hacer con otros lo que solo no podemos, he reflexionado sobre lo que implica ser amable y siempre atento a escuchar a las personas, valoro la iniciativa que esta comunidad tiene por infringir el tinte carismático al accionar misionero.

Mis actividades en tal experiencia fueron: acompañar y hacer vida comunitaria; estar presto a las eventualidades de la comunidad (mercado, aseo, cocina, charlas, acompañamiento musical); vivir relaciones fraternas con los laicos de la parroquia, etc. Exhortaría a la comunidad de Barquisimeto, a seguir empuñando la bandera de la solidaridad con los más necesitados, a seguir imprimiendo el carisma a nuestra obra misionera, a ser signo de unidad desde una planeada, comunicada, dialogada y orada experiencia comunitaria, seguir esforzándose por sacar la parroquia a los barrios, seguir esmerándose por formar a los laicos en la biblia como elemento característico de nuestro carisma, seguir reforzando los vínculos con los seglares claretianos, desde un acompañamiento cercano a sus actividades misioneras y de formación.

Informa: David Tapias López, cmf

 

Ser claretiano + Solidario