Experiencia de misión en el Delta Amacuro: Víctor Manuel Fontalvo, CMF
Experiencia de misión en el Delta Amacuro: Víctor Manuel Fontalvo, CMF 23 septiembre, 2019

He tenido la bendición de poder ir de Misión al Delta Amacuro. Era un sueño que tenía pendiente. Quiero iniciar agradeciendo por su gran hospitalidad y obra misionera a la comunidad Claretiana de El Triunfo, que en un gran esfuerzo y amor por la misión, buscan por todos los medios atender a las diferentes comunidades cristianas y poblaciones a lo extenso del municipio de Casacoima en sus distintas necesidades. Tuve la oportunidad de compartir vida y experiencia de Dios con tres comunidades de las que conservo gratos recuerdos: Piacoa, Varadero de yaya y Los Caratales.

Huele a Claret en cada una de estas comunidades, hay huellas de buenos Claretianos que han pasado por ellas y se han quedado en la memoria; hay nombres, anécdotas, historias y añoranzas de Claretianos que salen del baúl de los recuerdos de los habitantes de estas tierras cuando uno llega, que agitan el corazón y hacen sentir a esta tierra sagrada, don de Dios para cada Claretiano que tenga la dicha de estar en ella.

Hay que seguir rogando al dueño de la mies para que siga enviando obreros. Es mucho el trabajo en esta zona de nuestra provincia, pero es notable el trabajo realizado, los procesos de antiguos Claretianos y de los hermanos que actualmente acompañan y dinamizan en misión compartida la tarea Evangelizadora. Las comunidades cristianas son de admirar, han resistido todo tipo de dificultades, sociales, económicas e incluso la falta de personal permanente en algunas que en otrora gozaron de ello, todo esto debido a los procesos que en misión compartida generaron una fe sólida en el seguimiento de Jesucristo y una identidad claretiana profunda.

En compañía de Jhon Jairo Flórez y Ander Chaverra, acompañamos a las comunidades desde la lectura orante de la Palabra, celebraciones de la palabra, música de acompañamiento en las Eucaristías y catequesis, pero sobre todo, acompañamos la vida de la gente y ellos acompañaron la nuestra con su hospitalidad y generosidad. Adoramos, caminamos y acompañamos. Por último, resalto la excelente experiencia de compartir también la vida ordinaria de nuestros hermanos en la casa de misión de El triunfo en un ambiente de acogida sincera.

Víctor Manuel Fontalvo Camargo. CMF.

 

Ser claretiano + Solidario