Encuentro del Gobierno General con gobiernos de MICLA | Día 2
Encuentro del Gobierno General con gobiernos de MICLA | Día 2 4 diciembre, 2019

El segundo día del encuentro comienza con el rezo de las laudes en el marco de la memoria de San Francisco Javier. El momento espiritual fue animado por los integrantes del Gobierno Provincial de USA- Canadá, y distintos apartes de la liturgia fueron en Español e Inglés. Después del desayuno, iniciamos la jornada de hoy con la moderación del Hermano Carlos Verga e invita inmediatamente a la lectura de la crónica del día anterior y a reflexionar en los niveles individual y grupal, sobre los aprendizajes de la jornada pasada, que se recogió en las expresiones diversidad, sinodalidad, podar la viña 1 e interculturalidad.

Después de esta introducción, pasamos a contemplar lo que sucede en nuestros organismos. La dinámica que se siguió fue la presentación de cada uno de los organismos, cada dos exposiciones se dejaba un momento de silencio para llevar al corazón las resonancias que suscitara este trabajo. El orden de presentación fue el siguiente: 1) San José del Sur, 2) Perú- Bolivia, 3) Brasil, 4) Colombia Oriental- Ecuador, 5) Colombia- Venezuela, 6) Centroamérica, 7) Antillas, 8) México, 9) USA- Canadá.

En el compartir de los organismos encontramos que las visitas generalicias y periciales fueron un espacio de revitalización misionera y de comunión congregacional, aunque muchos claretianos esperaban compartir más tiempo con los visitadores. En la mayoría de los organismos, se están enriqueciendo con la presencia de hermanos de otras culturas, el compromiso por la pastoral vocacional y por vivir los procesos de formación desde los procesos de transformación del reciente Capítulo General, la entrega misionera de muchos claretianos y el gozo por la vocación recibida, la vivencia natural de la misión compartida y la fecundidad y creatividad misionera en diversos apostolados a lo largo del continente. De la misma manera, en todos los organismos existen planes de desarrollo económico y financiero que desafían la comunicación de bienes para las necesidades de la misión, la información contable y la normatividad de los países. Sin embargo, preocupa la falta de personal en los organismos, algunas actitudes de poca disponibilidad misionera para ir a sitios de vanguardia misionera y la falta de nuevas posiciones misioneras. También los organismos compartieron posibles desafíos que podemos afrontar de manera conjunta en nuestro contexto como Misioneros Claretianos de América. Este momento de contemplar lo que sucede en nuestros organismos, se concluyó con un diálogo en pequeños grupos sobre las cosas que se encontraron en común en lo concerniente a los organismos.

En la tarde nos acompañó el P. Ignacio Madera Vargas, SDS con el tema Contexto Sociopolítico y Eclesial del Continente. El P. Madera, nos pide que en una frase o palabra expresemos la realidad, la vida religiosa y la Iglesia en los países donde estamos. Después de escuchar nuestras respuestas, nos presenta algunos elementos de la realidad como la polarización, la ciudadanía cansada de la destrucción del ecosistema, la injusticia generada por estructuras de pecado. A partir de lo anterior, nos propone como desafíos la vida fraterna desde la diversidad, buscar y proponer alternativas para las comunidades populares, por medio del análisis de los mecanismos que nos permitan entender la realidad, 1 El P. General expresó en su saludo inicial que América la Viña Joven para claret después de 150 años, es una viña adulta, y de ahí la expresión podar la viña para que dé mejores frutos. descubrir el aporte de la teología latinoamericana a la teología en general en la recuperación de la opción por los pobres y la mediación de las ciencias sociales críticas.

También por medio de un tópico titulado quiebre de paradigmas, invita a que la vida religiosa radicalice la llamada de Jesús desde la propuesta evangélica, la construcción de un modelo comunitario de vida similar al de las comunidades cristianas primitivas, con capacidad de ayudar a otros a ser auténticos, pasar de comunidades autárquicas a comunidades que muestren la unidad en la diversidad, entusiasmarnos por la misión y por el carisma de nuestra comunidad. Nos recuerda que seguimos al crucificado que mantiene su confianza en el Padre, renuncia a cualquier pretensión de éxito y no calca las estructuras de la sociedad, estamos llamados a una vida religiosa alegre, y a descubrir el valor de los distintos sujetos minoritarios.

El P. Ignacio Madera, a manera de conclusión nos desafía a vivir con realismo y madurez la vida religiosa, no vivir como adolescentes o con el complejo de Peter Pan, no ser decrépitos
sino más bien ser sabios; superar la mentalidad de cristiandad y de autoreferencialidad, construir nuevos procesos de formación permanente que especialice a los religiosos a caminar con el pueblo, que forme al pueblo para que evite el clericalismo, y vivir como religiosos una verdadera interculturalidad.

Al finalizar la jornada de trabajo, el Hermano Carlos Verga invita al grupo a que comparta sobre la caminada del encuentro y sobre cómo nos sentimos. Las intervenciones de los participantes del encuentro giraron sobre los siguientes aspectos: 1) Vale la pena reflexionar sobre la realidad del continente ¿Cómo nos pronunciamos? ¿Cómo queremos vivir la vocación claretiana? ¿Cómo nos posicionamos en el momento que estamos viviendo? ¿Cómo la sociedad- cultura líquida permea nuestra respuesta como misioneros en esta realidad? 2) Los espacios de compartir de organismos y del horizonte de la vida religiosa, nos interpelan como Congregación y como MICLA, 3) ¿Cómo Iglesia y cómo congregación estamos escuchando y dejando hablar a los que reclaman sus derechos? 4) Es pertinente tomar una decisión radical en nuestra misión a partir de la realidad del continente y escuchar las voces de los destinatarios por los que optamos 5) Movernos en la dialéctica de la globalización y la localización, no tener miedo de diferenciarnos y mantenernos fieles a la unidad congregacional. Después de las interpelaciones de los participantes, se nos invita a ir elaborando nuestra síntesis propia y el P. General, nos invita a reflexionar sobre Qué tipo de presencia el Señor nos pide en este momento.

La Eucaristía fue presidida por el P. José Sanchez y la homilía por el P. Rosendo Urrabazo, que enfatizó en el tema de gozo, a nivel personal, en el Hijo de Dios y en los Claretianos.

Darío Alonso Carvajal Aranda, CMF
Cronista

 

Padre Ignacio Madera, salvatoriano, envía mensaje a Misioneros Claretianos de América

 

 

 

 

 

Ser claretiano + Solidario