Día 4 | Encuentro del Gobierno General con gobiernos de MICLA
Día 4 | Encuentro del Gobierno General con gobiernos de MICLA 5 diciembre, 2019

Encuentro del Gobierno General con los gobiernos de los Organismos de MICLA.

Crónica 5 diciembre

Oración matutina

La provincia de Perú – Bolivia animó la oración de la mañana y, con ella, iniciamos la jornada. Los lugares y símbolos del Adviento como el desierto, el camino, la colina, el valle, etc., centraron nuestro momento sacro.

 

Continuación del taller sobre Indagación Apreciativa

Ayer, bajo la coordinación del P. Gonzalo Fernández, iniciamos el taller sobre Indagación Apreciativa, enfocado a nuestra “Fidelidad vocacional y vida comunitaria. Una aproximación a las realidades de nuestros contextos”. El taller incluye cuatro etapas: descubrir, soñar, diseñar y comprometerse. Hasta ahora hemos abordado las dos primeras etapas, según constata la crónica de ayer. A partir de este momento y durante el día abordaremos las dos restantes.

Al inicio de la tercera etapa, sobre el diseñar, respondimos personalmente las preguntas ¿En qué parte de tu vida sientes que se abre una posibilidad futura? ¿Qué te nutre como claretiano, cuáles son tus fuentes de energía? ¿Si, sobrevolaras tu vida y la vieras desde una perspectiva más amplia, ¿Qué estás intentando hacer? ¿Qué has notado sobre ti mismo desde ayer Qué hay en ti que quiere nacer, hacia dónde te diriges? ¿Qué has notado sobre ti mismo desde el inicio de este proceso de indagación Apreciativa? ¿Qué hay en ti que quiere nacer? ¿Notas algunas resistencias? ¿De qué aspectos de tu ser te gustaría desprenderte?

Después del trabajo personal, intercambiamos nuestras respuestas en nuestra mesa de trabajo y definimos los criterios para diseñar el futuro de MICLA, sobre la fidelidad vocacional y vida comunitaria. Más tarde los portavoces de cada mesa se reunieron sintetizar los aportes, así lo expresaron:

 

“Desde una experiencia de transformación y conversión los Claretianos de América nos sentimos ungidos y enviados por el Espíritu, por eso, definimos que: Tenemos una espiritualidad de oyentes y servidores de la Palabra y encarnada en el pueblo de Dios. Logramos la armonía en la misión y en la vida fraterna. Tenemos comunidades interculturales, que viven preferentemente los distintos niveles de la misión compartida. Contamos con procesos de formación abiertos. Tenemos una cultura vocacional que, desde la escucha, alienta y acompaña a las nuevas generaciones en su proceso de discernimiento. Respondemos a las nuevas generaciones y desafíos de las nuevas tecnologías. Potenciamos las opciones de América en Biblia, Somi, Nuevas Generaciones, Comunicación e intercultural”.

 

En la sesión vespertina, pasamos a trabajar la cuarta etapa la “del compromiso o proyecto”. Partimos de la pregunta ¿Qué podemos hacer para alcanzar nuestra aspiración sobre la fidelidad vocacional y vida fraterna? ¿Cómo concebimos el proyecto? Nuevamente trabajamos por mesas: dimos el nombre del proyecto, hicimos una declaración incluyendo misión, visión, objetivos y resultados previstos. Escuchamos el aporte de cada mesa con la sorpresa de las muchas coincidencias. Se reunieron los portavoces para formular, a partir del aporte de cada mesa, nuestro proyecto de MICLA y quedó formulado así:

 

“Título: soñadores del Reino. Equipo itinerante de animación misionera.

Equipo integrado con el Instituto de Vida Religiosa, de Bogotá. Integrantes que pueden vivir en lugares distintos, aunque se precisa una sede, Instituto de Vida Religiosa.

Equipo interdisciplinario coordinado por claretianos (Instituto de Vida Religiosa). Asume la experiencia del segundo noviciado y el quinquenio. Atiende la formación permanente para comunidades o grupos diversos. Prioriza identidad claretiana, espiritualidad ecológica, Pastoral Bíblica, SOMI, las TIC´s, Interculturalidad”.   

 

Por nuestro tiempo limitado, faltando algunos pasos del taller, el P. Gonzalo concluyó el ejercicio. Lo concluimos compartiendo algunos ecos sobre el ejercicio: “Es un método que apunta a lo cognitivo, a la experiencia y menos en la racional. Aprendemos de las historias compartidas. Hemos hecho un proceso real de discernimiento que parte de las potencialidades. Nos sentimos agradecidos por el aporte sincero de las personas. Entusiasma que desde la intercultural podemos sintonizar los esfuerzos por encontrar caminos alternos a las urgencias. Los procesos, donde prevalece la escucha y el diálogo, nos ofrecen buenos resultados. El mismo camino recorrido ya ofrece un buen resultado. Fue un ejercicio práctico, ayudó a asimilar buen aprendizaje”.

 

Finalizamos la jornada con la Eucaristía animada por la Provincia de Perú Bolivia.

 

Cronista

Enrique Mascorro López. CMF

 

Ser claretiano + Solidario