MESA DE TRABAJO DE LA PASTORAL BÍBLICA PROVINCIAL

Participaron de esta mesa de pastoral bíblica las siguientes personas: De izquierda a derecha: P. Pedro Nel Quintero, secretario provincial de pastoral bíblica; Luz Mery Herrera, Laica zona andina; Eduardo Mendoza, Laico zona costa; Justy Victoria Sánchez, Seglar zona Choco; Diana Carolina Acevedo, Laica zona andina; P. Domingo A. Moreno, Prefecto provincial de apostolado; P. Héctor Carvajal, representante zona del Chocó; Hno. Hernando Rivera, representante por la zona Valle Tumaco; y P. Roberto Rodríguez, representante por la zona Costa.

Medellín, abril 16-17 de 2018

Los días 16 y 17 de abril de 2018, los delegados zonales de la pastoral bíblica de la provincia, región Colombia, fueron convocados por la Prefectura de Apostolado, para la realización de una mesa de trabajo en las instalaciones de la Curia Provincial. Dicha reunión tuvo como objetivos:

  1. Consolidar el equipo base responsable de la animación de la Pastoral bíblica provincial en la región Colombia, con representación de un laico y un claretiano por cada una de las zonas misioneras donde hacemos presencia, en cabeza del secretario de la Pastoral Bíblica.

  2. Compartir qué se viene haciendo en cada una de las zonas de la Provincia, región Colombia, en materia de Pastoral Bíblica.

  3. Revisar el plan de trabajo trienal en materia de pastoral bíblica trazado en el Plan Provincial de Vida Misionera, intentando definir estrategias para el desarrollo y cumplimiento de las tareas planteadas, asumiendo las responsabilidades requeridas.

  4. Definir la participación de la Pastoral Bíblica de nuestra Provincia Colombia – Venezuela en el encuentro de MICLA proyectado a realizarse en Rio de Janeiro, Brasil, en el mes de mayo del presente año.

A esta mesa, asistió un valioso grupo de claretianos y laicos, que en una dinámica de misión compartida adelantan la caminada bíblica en las distintas zonas de la geografía de la provincia, en la región Colombia. Sin lugar a dudas, fue una experiencia muy enriquecedora y desafiante, y mucho más, cuando la pastoral bíblica se constituye como una de las prioridades pastorales y transversales del quehacer claretiano en la provincia y congregación. Pudimos cumplir los objetivos trazados, y salir con la alegría de seguir siendo humildemente, servidores del Reino.