Agradecimiento sincero a Ladymari Rodríguez

 

AGRADECIMIENTO SINCERO A LADYMARI RODRIGUEZ

POR SU TRABAJO EN EL COLEGIO CLARET DE MARACAIBO

 

Medellín, Sede de la Curia Provincial, julio 22 de 2017

 

El Gobierno Provincial, en nombre de los Misioneros Claretianos de la Provincia Colombia-Venezuela, quiere hacer un acto público de reconocimiento y de sincero agradecimiento a nuestra amiga y compañera de caminada Ladymari Rodríguez quien se desempeñó durante cuarenta años, primero como maestra, luego como coordinadora y, finalmente como directora general de nuestro querido Colegio Claret de Maracaibo. Al hacer esta manifestación de agradecimiento resaltamos el trabajo que Ladymari ha realizado con dedicación y entrega; valoramos el sentido de humanidad y de claretianidad con el que ella ha vivido este tiempo de servicio a la institución y enaltecemos el humanismo y la vocación pedagógica de esta compañera de misión educativa.

Nuestro agradecimiento, en espíritu de fe, lo queremos convertir en oración, para que unidos en comunión de espíritu y de misión elevemos, al buen Padre Dios, una plegaria por la vida de esta educadora que ha sabido vivir el carisma y la espiritualidad de nuestro Padre Fundador, San Antonio María Claret, en el mundo de la educación en la capital del Estado Zulia: Maracaibo. Bendecimos al Dios Misericordioso por permitirnos contar durante todos estos años con Ladymari. Damos gracias por el don de su vida y por la vocación de educadora. Su vida y su trabajo han sido verdaderos motores que han impulsado el dinamismo educativo en el Colegio Claret.

La experiencia vivida durante todo este tiempo contigo, querida Ladymari, es un signo real y visible de lo que tiene que ser la Misión Compartida de la que tanto hablamos los Misioneros Claretianos. Por ello queremos expresarte con sinceridad de corazón: ¡Gracias por vivir con mística y amor la misión claretiana! ¡Gracias por trabajar hombro a hombro con nosotros! ¡Gracias por tu apertura para acoger la novedad del espíritu claretiano! ¡Gracias por responder, en clave claretiana, a lo más urgente, oportuno y eficaz! ¡Gracias por colocar todos tus dones y carismas, toda tu femineidad y transparencia para darle calidad a tu servicio pedagógico-administrativo!

No queremos dejar pasar la oportunidad para pedir perdón por las veces en que como claretianos no supimos responderte con generosidad y ternura. Perdón por las veces en que algún claretiano te ofendió o maltrató. Perdón por alguna palabra insultante o por algún gesto contrario a las exigencias del Evangelio. Reconocemos que es necesario que en muchos de nosotros, Claretianos, se de la liberación de lo femenino que hay en nuestro propio ser, a fin de reconocer con total alegría y decisión el papel clave que cumple la mujer en la construcción de la historia, de la sociedad y de la Iglesia. La vida de la Iglesia y la vivencia carismática claretiana no se podrían vivir de manera total sin la presencia de la mujer como sujeto determinante y clave. Tu presencia en nuestro Colegio marcó hondamente el quehacer pedagógico claretiano.

Ladymari, con sincero cariño de hermanos en San Antonio María Claret, te queremos encomendar a nuestra Madre común, el Inmaculado Corazón de María. Que Ella, modelo de la mujer nueva siga impulsando tu vida, animando tus sueños y acompañando tu caminada. Tú has sabido ser hija de su corazón inmaculado y sembraste en tu ejercicio pedagógico y administrativo ternura y amor. Tu como mujer laica supiste vivir el don carismático de Claret y fuiste ejemplo de educación liberadora y humanizadora para los Misioneros Claretianos, que contigo trabajaron: Crescencio García, Niceto Martín, Eugenio Ortega, Marino Pérez, Guillermo Jaramillo, por mencionar algunos, lo mismo que para tus compañeras maestras como: Teotiste, Mayela (QEPD), Yoleida, Adela, Maura entre otras; y para el personal administrativos, los estudiantes, los padres y representantes y para tantos que a lo largo de este tiempo se acercaron a ti en busca de tu ayuda, de tu palabra, de tu servicio. La Congregación de Misioneros Claretianos y la comunidad educativa del Colegio Claret te estarán eternamente agradecidos por tu vida donada con total generosidad en el proyecto pedagógico del Colegio Claret de Maracaibo.

Queremos seguir contando contigo en nuevos espacios, en nuevas expresiones de la misión claretiana. Queremos que sigas unida a nuestro proyecto misionero y que con nosotros sigas soñando un mundo nuevo, lleno de justica y gobernado por el amor. Recibe de parte de este Equipo de Animación Provincial y de todos los Misioneros de la Provincia un abrazo fraternal y claretiano, que te dure para siempre y que nunca permita que te olvides de tu ser de claretiana.

Queremos que este mensaje sea entregado a Ladymari y que también sea conocido por los Misioneros Claretianos de Maracaibo, de Venezuela y de toda la Provincia, también por sus compañeros de trabajo tanto en el campo administrativo, en la docencia y en el servicio general de la institución.

¡Gracias eternas, Ladymari, por tu servicio claretiano a la educación en Maracaibo!

 

Con sincero cariño y admiración,

 

Luis Armando Valencia Valencia, CMF

Superior Provincial y Equipo de Gobierno Provincial

arta-ladymari-agradecimiento-imagen