50 años de Ordenación Sacerdotal del P. Javier Zuluaga, CMF

Con gozo celebramos todos los claretianos de la Provincia los 50 años de aniversario sacerdotal del P. Javier Eugenio este 21 de agosto. Es motivo de gracia y regocijo llegar a esta fecha dorada luego de una trayectoria misionera bien variopinta y fructífera.

La vida claretiana del P. Javier Eugenio comienza con su llegada como postulante menor al Seminario de Bosa el 11 de febrero de 1958 con 15 años de edad y procedente de Guática, pintoresco y frío pueblo de entonces departamento de Caldas, ahora de Risaralda. Luego de terminar su Postulantado, ingresa al noviciado en Sasaima, casa de Las Mercedes con el P. Ignacio Montoya, ilustre formador. Aquí mismo hace la primera profesión religiosa el 2 de febrero de 1965, son ya 56 años como Misionero Hijo del Inmaculado Corazón de María; es también una de las primicias de la naciente Provincia de Colombia Occidental. Sigue el período de estudios superiores de filosofía y teología; bien recuerdan sus compañeros y formadores de aquel tiempo, que esta etapa de estudios le fue un poco cuesta arriba ya que le exigió tesón y mucha dedicación para llegar a los mejores resultados posibles. Sus logros se fueron consolidando en la etapa de filosofía realizada en el antiguo filosofado del Cedro, situado en Zipaquirá y que continuará luego en el teologado de Manizales donde culminarán los estudios eclesiásticos.

Emite la profesión perpetua en Bogotá el 1 de julio de 1971 siendo provincial de Colombia Occidental el P. Gonzalo María de La Torre cmf. En esta misma ciudad recibirá la Ordenación Presbiteral el 21 de agosto de 1971, de manos de Monseñor Rubén Buitrago.

Comienza la etapa de misionero con el entusiasmo y los bríos que lo caracterizan. Se inaugura a orillas de los ríos alto Atrato y alto Andágueda: entre Yuto y Bagadó donde permanece 7 años. Su pastoral con la población afro fue muy enriquecedora y su presencia significativa ya que aún ahora es recordado con cariño.

Como buen claretiano sabe que somos misioneros abiertos al mundo; es por esto que los superiores lo envían a Bolivia donde prestará servicio misioneros en Tarija desde 1978 a 1983. En este lugar se integra positivamente con la población nativa gracias a la experiencia que traía desde el Chocó.

Ya terminada esta etapa “ad gentes”, retorna a la Provincia y es enviado a Barranquilla en 1984. Continúa luego como Párroco en la Iglesia Claret de Pereira en 1987. Vuelve a tierras caribeñas, esta vez a Cartagena en 1990, a la Parroquia María Auxiliadora. Continúa prestando servicios en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Sincelejo en 1993. Comienza a sentir algunos quebrantos de salud propios del desgaste y trabajo intenso que implica este trabajo misionero. Los superiores lo destinan a Medellín para ayudarle a su recuperación física en la Parroquia Jesús Nazareno desde 1996. Pasa luego a tierras caleñas, parroquia San José de Colón en el año 2005. Por motivos de salud vuelve a Medellín durante algún tiempo hasta que finalmente es destinado a la Comunidad de Pance Cali, donde actualmente reside con un grupo de compañeros.

Gracias damos a Dios por la vocación de entrega del P. Javier Eugenio; nos unimos a esta celebración dorada con los mejores augurios para su salud y bienestar personal.

Compartir esta publicación

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *